Raised to Teach Differently

I was recently reading an article in the WashingtonPost, where the educational researcher Alfie Kohn, was discussing creativity, beliefs, and the way we teach.   If you have never heard of Dr. Kohn, he is education’s left-wing bad boy.  If there is any voice in education willing to challenge the status quo, it belongs to Alfie.  He hates standardized testing, defies homework, rages against grading, and really doesn’t get the need for most school structures.  He believes in community, collaboration, intrinsic motivation, active self-directed learning, deep personal understanding and developing the whole child.  He’s well worth reading.

Anyway, Alfie’s point in the article was quite simple:

Creativity is “the capacity to look at one thing and see something else.”  Knowing what we know about what happens when we give children choice and control in their learning, what it means to offer students opportunities to construct meaning, and what learning looks like when learning is open and interesting, we should be able to “think creatively about education” and “draw on an array of progressive and humanistic principles” to teach in a way that is “more authentic, less standardised, and often messy.”  And yet the changes are slow to come.  So what’s holding us back?

Alfie argues that, despite changes in our training and understanding, our beliefs and practice remain rooted in not only how we ourselves were taught, but then he adds parenthetically, also in how we were raised.  When new ideas run against our own early formation, and our societal roots, we get anxious and find them unrealistic.  We can’t help resist the changes that we know are needed.

How we were raised.  He makes this comment in passing really.  But, I had honestly never heard or thought of that argument prior to reading this article.  There has been a lot of discussion as to the impact of our own experiences in how we were taught as students on our teaching (much in the same way how we were parented as children impacts our parenting) but this idea of how teachers were raised influencing how they will teach is new to me … and resonates with striking truth.

I have often wondered how I became such a project based, open-ended question, child driven teacher.  I wasn’t taught that way.  With a very few exceptions, my teachers taught me the same way teachers had taught for a century or more.   I also wasn’t trained really progressively at university and actually fought with my professors regularly for more progressive ideas.   And yet, as a teacher, I never strayed from a commitment to a more open, authentic, challenge and experience-based learning.

On the other hand, I was raised in a very challenging, open learning environment at home.  My basement was full of tools and supplies and random electronics, and I was encouraged by my father to make whatever I could imagine.  My basement was what schools now call “Maker Spaces” and it was about 40 years ahead of its time.  I played around with electronics and made robots. I took things apart to see how they worked.  I taught myself computer programming on my Commodore 64, and explored random bits of knowledge through my father’s books and magazines.  I used power tools and hammered nails and simply made things.  I fixed my broken Atari joystick with tinfoil and superglue.  And when I left the basement, I painted murals on my bedroom walls and played sports and invented games.  My Lego creations were ridiculous, and they often incorporated my Hot Wheels track running throughout the house. I lost myself in forests and found my way out again. I built tree forts and I learned to cook.  I helped build my own room in the basement of our new house.  I made hundreds of mistakes and had some wonderful successes.  It was all challenging, and authentic and experience based.  I guess it was homework, but it certainly wasn’t graded.  And, it was all driven by my own curiosity and passion.  I sought help when I needed it, and struggled through when I couldn’t get it.

And I think Alfie is right.  I think all of those experiences have influenced my teaching and how I perceive education.  I think I have somehow managed to draw on how I was raised in creatively approaching how I teach.  Somehow all of those learning experiences became part of my beliefs and practice and surfaced in my classroom.  They allowed me to let go of tradition and embrace different kinds of teaching and learning.  They let me grow beyond the societal roots of education so my students could explore and learn freely.  And I hope they continue to influence both how I think and lead and that we, as a school and community, will continue to promote and embrace creative, open, student-driven, authentic approaches teaching and learning in our school.  And I hope our students get the same chance at home.

——————————————————————

Hace poco estaba leyendo un artículo en el Washington Post, donde el investigador en educación Alfie Kohn, hablaba sobre creatividad, creencias y la forma de enseñar.  Si nunca han escuchado sobre el Dr. Kohn, es el chico malo de lado izquierda de la educación. Si hay alguna voz en educación dispuesta a desafiar el estatus quo, es la de Alfie. Odia las pruebas estandarizadas, desafía la tarea, lucha contra la calificación y realmente no entiende la necesidad de la mayoría de las estructuras escolares. El cree en la comunidad, la colaboración, la motivación intrínseca, el aprendizaje activo auto dirigido, el entendimiento personal profundo y el desarrollo integral del niño. Bien vale la pena leerlo.

De todas maneras, el punto, en el artículo de Alfie, era bien simple:

Creatividad es “la capacidad de mirar una cosa y ver algo más”. Sabiendo lo que sabemos sobre lo que sucede cuando le damos opciones y control a los niños en su aprendizaje, lo que significa ofrecer a los estudiantes oportunidades para la construcción de significado y, como se ve el aprendizaje cuando es abierto e interesante, debemos estar en capacidad de “pensar en una forma creativa sobre educación” y “recurrir a una serie de principios progresistas y humanistas” para enseñar en una manera que es “más auténtica, menos estandarizada y a menudo desordenada”. Y todavía los cambios son lentos por llegar.  Entonces, ¿qué nos detiene?

Alfie argumenta que, a pesar de los cambios en nuestra formación y entendimiento, nuestras creencias y practicas permanecen arraigadas no solo en la forma en que nos han enseñado, sino también,  entre paréntesis, en cómo fuimos criados. Cuando surgen nuevas ideas en contra de nuestra propia formación temprana y nuestras raíces sociales, nos volvemos ansiosos y las encontramos poco realistas. No podemos ayudar a resistir los cambios que sabemos que necesitamos.

En cómo fuimos criados. Él dejó este comentario de pasado realmente.  Pero, honestamente, no había escuchado o pensado en este argumento antes de leer este artículo.  Ha habido mucha discusión sobre el impacto de nuestras propias experiencias en la forma en que nos enseñaron como estudiantes influyendo en nuestra enseñanza (tanto en la misma forma en cómo nos criaron como hijos impactos nuestra crianza de los hijos), pero esta idea de cómo los maestros fueron criados influenciados en cómo van a enseñar es nuevo para mí… y resuena con una verdad sorprendente para mí.

Me he preguntado frecuentemente cómo me convertí en un profesor tan enfocada en proyectos, preguntas abiertas y estudiantes.  Yo no fui enseñado de esa manera.  Con muy pocas excepciones, mis profesores me enseñaron de la misma manera que los profesores han enseñado durante un siglo o más.  Tampoco fui entrenado de un modo muy progresista en la universidad y realmente luché con mis profesores frecuentemente por ideas más progresistas. Y, sin embargo, como profesor, nunca me alejé de comprometerme con una sociedad más abierta, auténtica, desafiante y basada en aprendizaje por experiencia.

Por otro lado, en casa, fui criado en un ambiente muy desafiante y abierto al aprendizaje.  Mi sótano estaba lleno de herramientas y materiales de construcción y aparatos electrónicos al azar y yo fui animado por mi padre para hacer todo lo que yo podía imaginar. Mi sótano era lo que los Colegios ahora llaman “Maker Spaces” y eso fue hace cerca de 40 años de anticipación a este tiempo. Jugué un poco con la electrónica he hice Robots. Desarmé cosas para ver cómo funcionaban. Me auto enseñé la programación de computadoras en mi Commodore 64 y exploré cosas aleatorios de conocimiento a través de libros y revistas de mi padre. Utilicé las herramientas eléctricas, clavé puntillas y simplemente hice cosas. Arreglé  mi control Atari roto con papel de aluminio y pegamento. Y cuando me fui del sótano, pinté  murales en las paredes de mi cuarto hice deporte e inventé juegos. Mis creaciones de Lego eran ridículas y a menudo incluían mi pista de carreras de Hot Wheels en toda la casa.  Me perdía en los bosques y encontraba la salida otra vez. Construí fuertes en los árboles y aprendí a cocinar. Ayudé a construir mi propia habitación en el sótano de nuestra nueva casa. Cometí cientos de errores y tuve algunos éxitos maravillosos. Fue todo un reto y un aprendizaje auténtico basado en experiencia. Supongo que era la tarea, pero ciertamente no era calificada. Y, todo fue impulsado por mi propia curiosidad y pasión. Busqué ayuda cuando lo necesitaba y seguí luchando cuando no pude conseguirla.

Y creo que Alfie está en lo correcto.  Creo que todas experiencias influenciaron mi enseñanza y la forma en que percibo  la enseñanza.  Creo que en cierta forma logré acercarme de una manera creativa de cómo fui criado a cómo enseño.  De alguna manera todas esas experiencias de aprendizaje se convirtieron en parte de mis creencias y prácticas y aparecieron en mi salón de clases. Me permitieron salir de la tradición y acoger  diferentes tipos de enseñanza y aprendizaje. Me dejaron crecer más allá de las raíces sociales de la educación para que mis estudiantes pudieran explorar y aprender libremente. Y espero que sigan influyendo tanto en la forma en la que pienso y lidero como en la forma en que nosotros, como Colegio y comunidad, sigamos promoviendo y acogiendo creatividad, apertura, manejo de estudiante, enfoques de enseñanza y aprendizaje auténticos en nuestro Colegio. Y espero que ellos reciban la misma oportunidad en casa.


Write a comment

Your email address will not be published.

three × 3 =

Wszystkie prawa zastrzeżone. Strona wykorzystuje cookies będąc zdodna z RODO. Projektowanie stron www hauerpower.com.